Del desierto al paraíso

por Tom Cabeen

 

Mis padres se convirtieron en Testigos de Jehová en abril de 1954, poco después de mi cuarto cumpleaños. Mi padre creció sin iglesia, mi madre era una metodista nominal. Ellos se adhirieron a la versión Atalaya del cristianismo con mucho entusiasmo. En 1955, creyendo que el fin del mundo era inminente, se ofrecieron a desplazarse "donde la necesidad fuera grande" y vendieron su casa nueva de Phoenix, Arizona. Papá fue designado para supervisar la congregación en Cottonwood, Arizona , que en ese momento consistía sólo de nuestra familia de tres miembros y una mujer de edad avanzada. Para 1960, se había convertido en un grupo pequeño pero entusiasta de cerca de una docena de familias.

Papá aprendió un poco de español en la escuela secundaria y comenzó un pequeño estudio de la Biblia entre un grupo de mexicanos de los alrededores. En 1961, a petición de la Sociedad Watchtower, nos trasladamos a El Centro, California, donde se desempeñó como supervisor de una congregación de habla española. Mi madre y yo empezamos a aprender español. Yo lo aprendí con bastante facilidad, pero a ella se le dificultaba mucho más. Nunca aprendió a hablarlo con fluidez. En 1963 se nos pidió de nuevo mudarnos, esta vez a una pequeña congregación española en Casa Grande, Arizona.

Me gradué de la escuela secundaria en 1967 y me convertí en un predicador de tiempo completo de puerta a puerta , o "Pioneer" (pionero). Como resultado, fui clasificado como 4-D (Ministro de Religión) por mi oficina de reclutamiento local y fui exento del servicio militar. En el verano de 1968, presenté mi solicitud para servir en la sede mundial de los Testigos de Jehová en Brooklyn, Nueva York. Me invitaron a servir en "Bethel" a partir de 14 de noviembre 1968. Este fue el comienzo de un largo peregrinaje espiritual.

Poco después de que me fui de casa, mis padres, animados por el ejemplo, también comenzaron a moverse como "pioneros". Papá fue invitado a convertirse en un ministro viajero o "Supervisor de Circuito." Trabajó con congregaciones de habla española en el suroeste y el noreste de los Estados Unidos por alrededor de una década.

 

El éxito en Brooklyn

En Betel, yo estaba decidido a aprender tanto como sea posible acerca de las enseñanzas de la Watchtower. Estudié mucho y me apliqué diligentemente en mi trabajo. Eso, junto con aptitud natural para las tareas asignadas a mí, dio lugar a que me ofrecieran mucha más responsabilidad de lo normal para alguien de mi edad.

En 1969, fui asignado al departamento de impresión, trabajando en la prensa que produce la revista La Atalaya. En tres años, yo era un capataz al frente de varias prensas. En 1977, fue nombrado Supervisor de Sala de Prensa, con la supervisión de más de un centenar de hombres y 40 prensas de gran tamaño.

Cuando no estaba trabajando, cultivé amistades con miembros maduros y responsables del personal de Betel, muchos de los cuales trabajaban en las oficinas donde los testigos más respetados, leales y maduros estaban asignados. Tuve muchas conversaciones profundas con ellos sobre las enseñanzas de la Sociedad y el funcionamiento de la organización.

A finales de 1973, comenzó a salir con otra Betelita, una hermosa joven llamada Gloria, a quien había conocido poco después de su llegada en 1971. Nos casamos el 25 de mayo de 1974. Gloria también era un creyente entusiasta y muy trabajadora. Ambos habíamos decidido dedicar nuestra vida a tiempo completo a lo que creíamos que eran los pocos años que quedaban antes del "Armagedón": el fin de esta era y el comienzo de una nueva.

En mi congregación local de Brooklyn, Greenpoint Spanish, fui nombrado por primera vez anciano en 1971, cuando tenía 21 años. Al año siguiente fui nombrado "Bethel Elder." Como tal, a menudo hablé como representante oficial de la Sociedad Watchtower en las convenciones de verano en Inglés, español y francés. (Yo era el orador principal en la asamblea de distrito en Roanoke, VA, a los 26 años.) Gloria y yo aprendimos francés, y fuimos asignados a una congregación de habla francesa, compuesta en su mayoría de haitianos, en Newark, NJ.

 

Preguntas inquietantes

Fui bautizado como Testigo en 1959, pero nunca había leído la Biblia. Estaba obligado a hacerlo ya que era un nuevo miembro del personal de la matriz. Entre más leía, más encontraba contradicciones entre las claras declaraciones de la Escritura y las creencias de los testigos. Al principio me atribuí el problema a mi juventud e inexperiencia. Pero con el tiempo, cuando empecé a ser más respetado y confiable, referí mis preguntas de la Biblia en privado con los mas antiguos y mejor posicionados empleados de la matriz, y me sorprendí al descubrir cuántos de ellos tenían el mismo tipo de preguntas, y como se discutía abiertamente entre ellos.

La publicación de "Ayuda Para Entender la Biblia", un diccionario bíblico, en 1971, inició importantes cambios en la organización de la Sociedad Watchtower. Para muchos, incluyéndome a mí, abrió la puerta a un nuevo análisis de otras enseñanzas. Me pregunté: "Si nos hemos equivocado en nuestra comprensión de interpretaciones que se creía estaban sólidamente basadas en la Escritura, ¿por qué no podríamos también estar equivocados acerca de las doctrinas?"

Durante la década de 1970, un número cada vez mayor de betelitas sinceros empezaron a leer otras traducciones de la Biblia, además de la propia Traducción del Nuevo Mundo de la Watchtower, así como comentarios de la Biblia. Algunos se reunieron en grupos privados para estudiar y discutir las cosas sin la "ayuda" de las publicaciones de la Watchtower. En 1979, yo estaba convencido de que no podía haber reconciliación de algunas de las principales enseñanzas de la Watchtower con la Biblia. Todavía creía, sin embargo, que Dios estaba guiando a la organización Watchtower y que el final estaba cerca, así que me esperaba grandes cambios por venir. Yo les esperaba con expectación.

Gloria, por otra parte, era infeliz. Ella quería dejar Betel y formar una familia. Ya que yo creía firmemente en la cronología de la Watchtower de sus predicciones del fin de los tiempos, no podía imaginar por qué alguien querría salirse con el final tan cerca. Llevé el asunto con un amigo de confianza en el Cuerpo Gobernante de la Watchtower, Raymond Franz. Él me dio una copia de una carta enviada a la Sociedad Watchtower por Carl Olof Jonsson, un anciano Testigo de Suecia. Jonsson presentó pruebas irrefutables de que la cronología de la Watchtower histórico era seriamente defectuosa. Su lógica era sólida y erudita su documentación. Leí y releí la evidencia. Por último, me convencí. Yo también estaba desconsolado.

Lo que era difícil de aceptar no era tanto el error, sino su corolario. La "Cronología bíblica" es absolutamente esencial para el establecimiento de la afirmación de la Sociedad Watchtower a ser el "canal de comunicación" de Dios a la humanidad en el "tiempo del fin", justo antes del fin de este mundo malvado. Si la cronología está mal, también lo son todas las afirmaciones de la Watchtower. Empecé a considerar seriamente la posibilidad de que los líderes de la Watchtower fueron engañados en el mejor de los casos, hipócritas y falsos profetas en el peor. En este punto, no había ninguna razón para posponer nuestro deseo de tener una familia. Gloria y yo renunciamos al servicio efectivo en Bethel el 15 de julio 1980, y nos mudamos a Lancaster, PA, donde Gloria había crecido.

Yo no estaba preparado para retirarme completamente de mi comunidad religiosa. Nuestras vidas estaban atados con los testigos de Jehová. Aún así, nuestras vidas iban a cambiar mucho. No teníamos absolutamente ningún dinero, ya que habíamos pasado los últimos doce años trabajando como voluntarios. Yo había estudiado mucho, y tenía extensa experiencia laboral como capacidad técnica, pero ningún título universitario. (Podría haber asistido a la universidad con una beca completa, pero los testigos son fuertemente desalentados de la educación superior. Como un "verdadero creyente", seguí su enseñanza en la materia, también.)

Aunque ya había trabajado con la conciencia tranquila y disfruté muchísimo de mi servicio a la Sociedad Watchtower, y amaba a mis hermanos y hermanas Testigos, pero todo parecía indicar que habría una separación aún más significativa entre nosotros. Simplemente perdí mi deseo de apoyar activamente un sistema de creencias en el que yo ya no creía. Tendríamos que empezar de nuevo, tanto en lo espiritual como financieramente.

 

Expulsados y Rechazados

Habíamos salido de la matriz por nuestra propia voluntad, y yo todavía estaba oficialmente en buena posición con la organización. Así que fui nombrado anciano en la congregación de Lancaster. A pesar de que tenía dudas sobre las enseñanzas de la Watchtower, no hablaba de ellas abiertamente, y no veía ninguna razón para retirarme de los Testigos de Jehová debido a que mi relación con ellos no contravenía mi conciencia. Sin embargo, el foco principal de las publicaciones de la Watchtower por muchos meses fue advertencias en contra y condenamientos de los "apóstatas", definidos como aquellos que están en desacuerdo con las enseñanzas de la Watchtower. Yo no podía soportar esa perspectiva, pero me pedian muchas veces hacer precisamente eso. A principios de febrero de 1981, renuncié a mi cargo como anciano. Más tarde ese mismo año, el 9 de agosto de 1981, nuestro primer hijo, Matthew, nació.

En la primavera de 1982, los ancianos pidieron hablar con Gloria y conmigo después de una de las reuniones de la congregación. Me interrogaron (en presencia de Gloria) durante mas o menos una hora sobre las "dudas". Los ancianos me preguntaron si yo creía que la Sociedad Watchtower era la organización exclusiva de Dios (una enseñanza clave de la Watchtower). Yo le respondí que aunque yo pensaba que Dios había obrado a través de los Testigos de Jehová, pero no estaba dispuesto a declarar que funciona a través de ellos exclusivamente. La reunión terminó sin ninguna acción tomada. Los mismos ancianos nos pidieron que asistieramos a una breve reunión un par de semanas más tarde. En esta reunión, anunciaron su decisión de expulsarnos. Esta acción oficial significaba que cada miembro de los testigos de nuestra familia y amigos estarían obligados a huir de nosotros completamente o enfrentarse a las mismas consecuencias. Casi tres décadas de asociación con los testigos de Jehová habían terminado. Nuestras familias y nuestra comunidad religiosa nos había rechazado. Nos fuimos entonces por nuestra cuenta.

 

¿Actúa Dios Mediante una Organización?

Lo que necesitaba era alguna manera confiable para determinar qué enseñanzas de la Watchtower eran verdaderas y cuáles falsas. Yo había descubierto errores, pero lo que necesitaba era la verdad. Ya que la centralidad de la idea de los testigos que Dios usa la organización Watchtower como un canal exclusivo para comunicarse con su pueblo, entonces fue el primer foco de mi estudio. Usando una concordancia y un diccionario de la Biblia, comencé a buscar cuidadosamente las Escrituras para la evidencia de la existencia o no de que Dios había trabajado consistentemente a través de una organización como instrumento oficial para comunicarse con los seres humanos. Llegué a la conclusión de que no lo hizo, y mi investigación fue publicada en un artículo titulado "¿Actúa Dios Mediante una Organización?" Fue traducida a varios idiomas con el tiempo y se hizo popular entre los testigos que salen, sobre todo después de que internet entró en amplio uso.

A pesar de que escribí con la conciencia tranquila, estoy un poco triste ahora con el grado de éxito que he tenido. Yo había "tirado al bebé junto con el agua del baño", concluyendo que todas las estructuras religiosas son básicamente iguales. Unos años más tarde, revisé mi artículo para demostrar que Cristo se unió orgánicamente con su cuerpo, que no es como las organizaciones humanas. Pero yo todavía no captaba el significado de esa verdad. Yo tenía mucho que aprender acerca de la Iglesia visible.

 

Reexaminando la "Religión organizada"

Todavia algunos años después, Gloria y yo no nos habiamos unido a alguna comunidad cristiana organizada. Leímos y estudiamos la Biblia sólo por nosotros mismos o con otros ex-testigos en un pequeño grupo de apoyo. Formamos fuertes lazos sociales con estos queridos amigos, pero nuestro crecimiento espiritual fue lento. Por lo general, las discusiones fueron negativas, centradas en las cosas que una vez creímos, pero que ahora rechazamos. Cubríamos el mismo terreno cada vez que nos reuníamos. Finalmente Gloria dijo: "Estoy cansada de estar una y otra vez en las mismas cosas de siempre". Quiero aprender algo nuevo y verdadero de Jesucristo!"

Nuestro segundo hijo, James, nació el 22 de noviembre 1986. A medida que nuestros dos niños empezaron a crecer, sentíamos cada vez más necesario encontrar cristianos creyentes en la Biblia, con cuyos hijos los nuestros podrían conocerse. Visitamos una comunidad local de la Alianza Cristiana y Misionera, y entablamos amistad con el pastor y su esposa. Cuando le conté sobre mis antecedentes, me pidió que impartiera una clase bíblica de adultos. No me preguntó por los detalles de mis creencias reales, pero siempre enseñé "ortodoxia", como yo la entendía. Siempre he basado mi enseñanza en los pasajes de las Escrituras y respetado los comentarios protestantes. Ni Gloria ni yo nos unimos oficialmente a esa asociación. Todavía éramos reacios a unirnos con la "religión organizada". Después de aproximadamente un año, el pastor de mala gana me pidió la renuncia como profesor, ya que aún no me uní oficialmente. Yo no lo culpo.

Buscamos un lugar para adorar a que era "apto para niños" y finalmente nos establecimos en una confraternidad evangélica bautista independiente. Allí conocimos a muchos cristianos excelentes, y rápidamente nos involucramos en actividades religiosas. Pocos meses después de que comenzamos a asistir allí, me pidieron de nuevo enseñar una clase bíblica de adultos, cosa que hice casi de forma continua durante casi catorce años.

 

Lecciones de historia

En 1998, empecé a trabajar en otro artículo, titulado "¿Dónde está el Cuerpo de Cristo?" Mi intención era ayudar a ex-testigos de Jehová a encontrar y asociarse con otros creyentes en la comunidad. Quería destacar la similitud entre el culto evangélico y el de los discípulos del primer siglo . Quería mostrar que la vida cristiana práctica en lugar de la uniformidad de la estructura y la doctrina es lo que más importa, y alenté a mis lectores a encontrar y unirse a un "Biblio-creyente" comunidad cristiana de su elección.

Empecé mi investigación utilizando sólo las Escrituras, pero pronto descubrí lo poco que realmente sabía acerca de los primeros cristianos. Me di cuenta de que estaba "leyendo en" las Escrituras lo que quería encontrar. Sinceramente, no podría reconstruir la iglesia primitiva en detalle basándome únicamente en lo que está escrito en el Nuevo Testamento. Así que terminé comprando libros de historia -docenas, con el tiempo- y empecé a leer. Publiqué el artículo. Pero mi investigación había planteado toda una nueva serie de preguntas interesantes.

Durante mi investigación, me mantuve desplazándome a través de las referencias a los "Padres de la Iglesia". Prácticamente todas las fuentes académicas que conocía que eran altamente respetadas. Pero yo sabía muy poco acerca de estos escritores, así que compré un juego de los diez volúmenes de Ante-Nicene Fathers (Padres ante-nicenos) y empecé a leer, a partir de los escritos de los que habían conocido y conversado con los apóstoles.

Lo primero que me sorprendió es cómo se aplican las Escrituras. No había ninguna colección oficial de la Escritura cristiana cuando estos escritores pusieron la pluma al pergamino, pero sí citaban a los escritos que más tarde pasaron a formar parte del canon cristiano. A menudo se aplicaba un pasaje familiar de una manera que era completamente nueva para mí. Yo estaba intrigado por las implicaciones de este hecho.

Empecé a ver que la Biblia no es auto-interpretación. La mayoría de los pasajes se puede entender en más de una forma. El problema no se resuelve aún si uno está familiarizado con los idiomas originales, al igual que con todos los escritores antiguos. Es evidente que algunas partes de las Sagradas Escrituras deben ser tomadas literalmente, metafóricamente algunas, otras alegóricamente o figuradamente. ¿Cómo podemos distinguir cuál es cuál? Yo había pagado un montón de dinero por excelentes comentarios, pero a menudo me ha sorprendido por la variedad de explicaciones de un pasaje dado, que encontré entre los comentaristas respetados de las diferentes tradiciones cristianas o denominaciones.

Poco a poco, llegué a comprender que simplemente no hay manera confiable de determinar si una enseñanza cristiana en particular es verdadera basada únicamente en si es o no es lógico, razonable, y parece estar apoyado por los "textos de prueba" de las Escrituras. Se necesita alguna otra fuente de interpretación autorizada. Algunos cristianos esperan recibir orientación interpretativa individual del Espíritu Santo, mientras que otros dependen de los estudios, otros de las fuentes históricas, otros de la razón. Sin embargo, ninguno de estos métodos produce un consenso general entre todos los comentaristas e intérpretes.

Finalmente me di cuenta de que ésto es el porqué todas las denominaciones solo utilizan materiales escritos, además de la Biblia; ya sea un catecismo, publicaciones, comentarios, libros, folletos, u otros. Nadie da sólo una Biblia a un converso potencial y dice: "Lea el libro y entenderán el mensaje cristiano completamente y con claridad." Cada maestro cristiano debe añadir una explicación a las Escrituras con el fin de comunicar el mensaje cristiano completo.

Por estas fechas, comencé a asistir a la Iglesia Episcopal. Nos encantó la liturgia anglicana, la música, y el enfoque general para la adoración y la teología. Aunque el liberalismo era un problema generalizado en muchas parroquias, la parroquia era cálida, amable, y muy ortodoxa.

 

Un Gran Apostasía?

Casi veinte años han pasado desde que había salido de la Sociedad Watchtower, pero yo seguía creyendo que, en algún momento poco después del final del primer siglo, los fieles de la iglesia apostólica primitiva se había convertido en la corrupta Iglesia Católica Romana. La mayoría de los protestantes, según supe después, tienen una visión algo similar, excepto que ellos fechan el alejamiento de la ortodoxia en el siglo cuarto o quinto o incluso más tarde. Tanto Lutero como Calvino, sin embargo, creían que la iglesia ante-Niceno había enseñado auténtico cristianismo.

Empecé a pensar en las implicaciones de la idea de la "gran apostasía". Si es verdad, un corolario es que para un cierto período de tiempo, Jesús no tenía ninguna congregación de fieles seguidores auténticos, ningún cuerpo visible de los creyentes, o en la iglesia, en la tierra. Pero si eso es cierto, y si la Biblia no es la auto-interpretación, una vez que la correcta interpretación se pierde, no puede ser restaurada nunca.

La Escritura dice que Cristo reveló muchas cosas a sus discípulos que no fueron escritas (Jn 21:25). También dice que "la iglesia" (no las Sagradas Escrituras) es la "columna y baluarte de la verdad" (1 Tim 3:15). Las enseñanzas de Jesús dió a sus discípulos por vía oral no fueron "añadidos a las Escrituras" por los apóstoles. Se les enseñó oralmente a los nuevos discípulos que reclutaron. Los escritos que más tarde se convirtieron en las Escrituras fueron compuestas en una iglesia completamente funcional en la que se había enseñado a todos los miembros por vía oral durante décadas. Cuando el apóstol Pablo escribió las epístolas a las congregaciones, había pasado por lo general mucho tiempo con ellos antes de eso, enseñándoles por vía oral. Por lo tanto, sus cartas dejaron muchas cosas sin especificar. Ellos trataban principalmente sobre las excepciones, no sobre las enseñanzas normales y las prácticas que todo el mundo ya sabía.

 

Una iglesia invisible?

Durante muchos años después de haber dejado a los testigos, incluso como un protestante evangélico, yo creía que los miembros de la "iglesia verdadera" fueron esparcidos entre todas las denominaciones cristianas del mundo. Esta "iglesia invisible" era compuesta de creyentes de una comunidad cristiana que toman su fe en serio y tratar de vivir conforme a las Escrituras. Eran el "trigo" de Jesús de la parábola "trigo y cizaña" (Mateo 13:24-30). Comencé, sin embargo, a ver problemas con esa perspectiva.

Una iglesia invisible compuesta de individuos aislados que no están en contacto entre sí, y que no se encuentran bajo un liderazgo común, de hecho, no tiene características externas y visibles en absoluto, porque es invisible! Nunca podemos saber nada con seguridad sobre una iglesia donde está, lo que sus miembros creen, o cómo rinden culto. Se ve como queramos que se viera, porque no hay nada real con que compararlo. Es, y siempre será, una "iglesia" de nuestra propia construcción.

Más importante aún, no se parece en nada a la Iglesia descrita en el Nuevo Testamento, que estaba llena de personas reales, santos y pecadores por igual, una comunidad de vida estructurada, bajo la dirección y tutela de los obispos, ancianos o presbíteros y diáconos , a quienes le son presentados los creyentes. Cada congregación cristiana del pueblo de Dios descrita en las Escrituras no es solamente visible, es humana, con todos los problemas que existen en cualquier familia, grupo o comunidad de los seres humanos en cualquier lugar. ¿Cómo puede una iglesia invisible ser "sal y luz" en la comunidad? ¿Cómo pueden los incrédulos ver sus buenas obras y den gloria a Dios? Incluso los reformadores, aunque rechazaban la autoridad de Roma, reconocieron la necesidad y la existencia de un liderazgo y estructura dentro del cuerpo de creyentes. Rechacé la idea de una iglesia invisible de una vez por todas.

 

Sacramentos

Seguí leyendo libros de historia, junto con los primeros escritos cristianos. Me sorprendió que tantos conceptos y enseñanzas que había rechazado una vez que se habían presentado incorrectamente, incluso deshonestamente, tanto en Atalaya y la literatura protestante evangélica, entonces explicada como ilógica o no-escritural.. La presentación de estos conceptos de los primeros cristianos generalmente tienen más sentido y se ajustan a las Escrituras mejor que las explicaciones de la doctrina cristiana que había leído en los comentarios protestantes. Como me convencí de su validez, poco a poco mi comprensión del cristianismo comenzó a cambiar. "Pasajes problemáticos" de la Escritura con la que había luchado durante años comenzaron a desaparecer lentamente. Una nueva "pintura grande" estaba empezando a encajar para mí. Yo estaba aprendiendo cosas que eran completamente nuevas para mí. Tenían que transformar por completo mi comprensión de cómo Cristo reconcilia a pecadores con un Dios justo.

Un buen ejemplo es la antigua creencia cristiana de que el pan y el vino, cuando es bendecida por el presbítero cristiano que oficia en una celebración eucarística, en realidad se convierte en el cuerpo y la sangre de Jesucristo. Por supuesto, esto es exactamente lo que Jesús dice en los relatos de la Última Cena, pero la idea seguía siendo alarmante. La mayoría de los protestantes toman las palabras de Jesús de manera simbólica. (Hay este problema de interpretación otra vez!)

Yo sabía que los cristianos, de alguna manera misteriosa, en realidad, eran el cuerpo de Cristo. Una vez consideré esto como una mera metáfora. Pero me enteré de que los discípulos de Cristo se unen de una manera muy literal a Cristo cuando consumen su cuerpo y su sangre. Esta acción corresponde con los Judios antiguos que consumen el cordero pascual, y está íntimamente conectado con la salvación. De hecho, "si no coméis la carne del Hijo del Hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros" (Juan 6:53). ¡Qué concepto!

Esta fue mi introducción a los "sacramentos" o "misterios" de la fe cristiana. Dios extiende gracia a su pueblo a través y en conexión con los objetos materiales o acciones: el agua del bautismo, el óleo de la consagración, la imposición de las manos y en la ordenación. Yo nunca había oído estas cosas de los testigos o los cristianos evangélicos. Al principio pensé que la idea debía totalmente antibíblico, pero empecé a verla por todas partes. Me di cuenta de cómo muchas obras poderosas hechas por Jesús y los apóstoles involucran actos físicos como tocar o respirar sobre los recipientes u objetos como el pan, pescado, aceite o vino.

Los objetos materiales, cuando eran bendecidos y usado por los apóstoles y sus sucesores, como Jesús enseñó, se convierten en los signos e instrumentos a través de los cuales se da la gracia de Dios para los seres humanos. Ellos juegan un papel importante en la curación y la restauración de los pecadores a la comunión plena con él. Dios obra a través de su creación, no alrededor o a pesar de ella.

En ese momento, yo todavía no sabía prácticamente nada acerca de la Iglesia Católica. Así que cuando vi una copia del Catecismo Católico en una venta de libros usados, lo compré y empecé a leer. Me sorprendió lo que encontré! La explicación católica de la fe y la moral cristianas, incluyendo la salvación, el bautismo y la redención, y mi investigación sobre la Iglesia primitiva historia me había permitido adoptar una perspectiva católica sin mi fuerte prejuicio anti-católico en el camino.

 

Punto de Decisión

Comencé a leer escritos católicos con entusiasmo. Las explicaciones católicas del cristianismo encajaban en las Escrituras, el mundo real, y el corazón humano. Yo todavía tenía mucho que aprender, pero cada enseñanza individual que investigaba sonaba a verdad. Cuanto más profundo las miraba, mucho mejor se veían. En algún momento, la evidencia se hizo contundente para mi. Compartía las cosas que estaba aprendiendo con Gloria, quien es profundamente espiritual. (Ella había sido bautizado católica cuando bebé, pero criado como Testigo.) Ella leía, reflexionaba, y oraba. Hablamos sobre algunas cuestiones, pero no la presione a tomar una decisión. Yo sólo oré y esperé. Ella hizo lo mismo, leer y orar, hasta que un día ella simplemente dijo, "Deberíamos convertirnos a católicos". Su apertura a la guía del Espíritu Santo le confirmó que la Iglesia Católica es lo que había estado buscando.

Lo que hemos encontrado en la enseñanza católica es asombroso: profunda, fundamentada históricamente, elegante, lógica y coherente. Sinceramente, creo que cualquier persona que siga estas enseñanzas fielmente se convertirá en un hombre o mujer de Dios. Aquí es donde hemos pertenecido todos estos años. Fuimos recibidos en la Iglesia Católica Romana el Viernes, Junio ??9, 2006 y somos completamente felices dentro de la antigua iglesia de Jesús Cristo. Lo más importante es que estamos en casa.

 

 

Tom Cabeen fue criado como un devoto Testigo de Jehová. En 1968 se unió al personal de la sede de la Sociedad Watchtower en Brooklyn, NY. Cuando estuvo allí, él sirvió como anciano y supervisor del departamento, y también conoció y se casó con su esposa, Gloria. En 1980, después de que los estudios bíblicos e históricos los convencieron de que la teología de la Watchtower tenía defectos fatales, Tom y Gloria renunciaron como personal de la matriz y se mudaron a Lancaster, PA. Más tarde, cuando fueron cuestionados por los ancianos de los testigos de Jehova locales, admitieron haber tenido dudas acerca de la doctrina de la Watchtower. Como resultado, fueron oficialmente "expulsados",lo que los hizo ser rechazados: completamente aislados de todos los testigos, familiares y amigos cercanos, inclusive.

A pesar de que seguían siendo devotos, se convirtieron en agnósticos. Una búsqueda sincera de la información confiable acerca de Dios y de la fe cristiana auténtica los condujo a la cristiandad evangélica, donde Tom enseñó clases bíblicas para adultos durante más de quince años. Una investigación histórica de la enseñanza y la práctica de los primeros cristianos les condujo a la comunión anglicana, y luego a un estudio a fondo de la Iglesia Católica Romana. Tom y Gloria y su hijo Matt fueron recibidos en la Iglesia Católica Romana en 2006. Su hijo James entró en la Iglesia en 2009. Tom es actualmente un aspirante en el programa de formación diaconal en la diócesis de Hartford, CT.